miércoles, 24 de junio de 2015

Un Sueño Cumplido 2 PARTE

Mi señora me quita la mordaza y las esposas, me dice estas bien perro? Digo si señora, genial gracias. Descansan un poco y le dice que hará algo que a mí no me gusta. Digo, lo que usted mande mi señora, para eso estoy para darle placer a usted.
Me pone en un rincón y en posición apoyado a un rincón, mi señora se pone un strapon, ella suavemente me toca el ano. Empieza a lubricármelo, poco a poco va metiendo el strapon, yo nervioso, cada vez más. No estoy acostumbrado a que me follen el culo. Pero al mismo tiempo siento mucho placer y más siendo mi señora.

Yo cada vez sudaba más y cada vez me gusta más, que me folle mi señora. ;) cuando termina. Me coge y me lleva al cuarto de baño y me ducha. Me seca. Me lleva a la terraza y allí me pone dos cubos uno para mear y otro cagar. Me ata a un poste. Allí tira un colchón y me dice hay te quedas perro.

Yo allí en la terraza desnudo. Mientras ella por la ventana veía como estaba yo, sin que yo me diera cuenta. Me quedo dormido, cuando a la mañana me despierto, me veo con una manta tapado. Mi señora me levanta. Me pone un delantal negro y una pajarita y me dice prepara el desayuno.
Mientras preparo el desayuno, ella me acaricia por todo mi cuerpo. Le hago el desayuno, me pongo de rodillas con la bandeja y ella mientras desayuna.  Estoy en una posición incomodo, asi que me tengo que joder, para que mi señora desayune bien.  Termina de desayunar. Yo me levanto y friego todo lo que he untado. Cuando mi señora me quita la pajarita y el delantal. Se acuesta. Yo me pongo hacerle un masaje. Primero paso la lengua por sus pies, poco a poco va subiendo para arriba. Mi lengua pasa por todo su cuerpo. Mi señora cada vez más excitada. Mi lengua y mis manos le hacen un masaje. Ella se queda dormida.


Yo me quedo de rodillas apoyado en su pecho. Desnudo. Nos quedamos los dos durmiendo. Estaba pasando un fin de semana que jamás olvidare. Me estaba gustando servir a mi señora, en todo momento darle el placer que se merecía.  Mi entrega era total. Ella me conoce muy bien y sabe cómo llevarme a su terreno. La excitación del dolor, el sexo, las caricias. Todo era muy grande para mí. Ya que siempre he tenido dolor solo.

No hay comentarios: